Beber agua del mar

agua mar

Beber agua del mar

El agua del mar es fuente de salud y bienestar, los baños en la playa están muy recomendados y los ejercicios como pasear y nadar son muy beneficiosos, pero ahora también conocemos que beber el agua del mar es muy saludable.

El agua del mar es un buen desinfectante y cicatrizante, ayuda a tratar afecciones cutáneas como las alergias, eczemas, acné, psoriasis, etc. Favorece la eliminación de bacterias en la piel, mejora su elasticidad, elimina toxinas, favorece la cicatrización y curación de heridas. Ayuda a oxigenar la piel y mejorar el PH.

El agua marina tiene un gran aporte de nutrientes y es muy recomendable sobretodo en el ámbito de la medicina natural. Contiene elevadas cantidades de zinc, potasio, magnesio, sodio, entre otros oligoelementos e infinidad de minerales y vitaminas esenciales, proteínas, grasas, minerales, ácidos nucleicos, aminoácidos esenciales. La composición del agua del mar es tan completa que se asemeja al plasma sanguíneo, por eso resulta reconstituyente además de calmar el apetito.

Otra de las ventajas que tiene el consumo de agua marina es la cantidad de virus y bacterias que contiene y que son muy beneficiosas para regenerar la flora intestinal.

Obviamente no se trata de ir a la playa el fin de semana, y echar un trago de agua mientras nadamos, ya que el agua de la orilla y en zonas de baño contiene gérmenes, restos de orina, protectores solares, bronceadores, etc. Lo ideal es ir a una zona donde el agua esté limpia, sin contaminación ni desagües. Sumergirse lo más profundo posible y coger algunos litros sumergiendo envases (botellas o garrafas).

Tampoco se puede ingerir directamente ya que la alta concentración de sales tendría consecuencias nocivas para nuestra salud. La recomendación de ingesta de sal diaria es de 9 gramos y un litro de agua de mar contiene 36 gramos. Por lo que aquellas personas para las que sea contraproducente la ingesta de sal deberán de abstenerse de consumirla.

Consejos para ingerir el agua de mar

– Para beberla hay que mezclarla previamente con agua dulce (la normal o potable), a razón de una parte de agua salada por tres partes de agua dulce.

– Comprobar que no hay intolerancia al consumo tomando pequeñas cantidades para verificar que sienta bien.

– Se puede tomar también a pequeños sorbos a lo largo del día, o incluso mezclada con caldos vegetales o zumos.

– También se puede utilizar para cocinar

– No superar el cuarto de litro de agua de mar al día.

– El primer día puede resultar purgante por lo que se puede sufrir de diarrea. En ese caso disminuir el consumo hasta que el cuerpo se vaya adaptando.

– Se puede usar como digestivo después de comidas pesadas.

Conseguir agua de mar para su consumo de forma natural a veces no resulta fácil, sobretodo si se vive en regiones del interior, por eso hay empresas que la comercializan, lista para consumir directamente.

No Comments

Publicar un comentario